miércoles, 22 de junio de 2016

morir despacio

 




Morir despacio
(Pensamientos al vuelo)


Morimos despacio aceptando la derrota antes de tiempo, sospechando de enemigos invisibles, de alguna maldad inexistente, o de amores que traicionan; permitiendo que nuestra autoestima quede hecha jirones.

Morimos despacio mientras criticamos al vecino diferente, cuando la desconfianza nos ahoga, nos creemos superiores, o no sabemos perdonar.

Morimos despacio cuando juzgamos, o cuando el color de la piel nos importa.

Morimos despacio cuando pensamos que las cualidades humanas son menos importantes que el poder o el dinero.

Morimos despacio cuando nos sentimos fracasados, comparando nuestros logros con los ajenos.

Morimos despacio cuando no nos aceptamos.

Morimos despacio al darle a otro poder de decisión sobre nuestra felicidad, inhibiendo nuestro propio libre albedrío.

Morimos despacio cuando amamos más al prójimo... que a nosotros mismos...


ADELFA MARTÍN

viernes, 17 de junio de 2016

quisiera escribir versos














De mi poemario: Seguiré arando 
en el desierto. 


Quisiera escribir versos
que hablaran de ternura,
de amores, de canciones
de sueños y aventuras
de alegrías y risas
de riqueza  y fortuna
.
Pero miro mi entorno
y solo siento rabia
cuando veo miserias
y hambre e ignorancia
poblados sin doctores
sin maestros…sin nada.

Cuando cierran refugios
por la falta de “lana”
mientras los candidatos
la gastan a brazadas

Quisiera escribir versos
que borraran las lágrimas
de tanto niño huérfano
por culpa de las mafias.

De las madres que buscan
a sus hijas robadas
de las que son cautivas
y también traficadas

 Quisiera escribir versos
 que te den esperanza
 aunque sean utopías
 que te inunden el alma

Pero hoy  solo puedo
decir mi letanía:

 Que ante tanta barbarie
 morimos cada día
 dejando hecha jirones
 y a trocitos… la vida


 ADELFA MARTÍN


miércoles, 15 de junio de 2016

promesas
















DE MI POEMARIO:  
SEGUIRÉ ARANDO EN EL DESIERTO.
myBook.to/POEMASLIGHT

Pegada a tus recuerdos
cintura embravecida
aguijones oscuros
que me roban la vida

Mentiras y verdades
pales en el pecho
oscuras tempestades
canción del embeleso

Grítale fuerte al alba
y deja salir tu pena
alza la vista al cielo
libera tu condena

Padecer, si padeces
te lo tienes ganado
ataste con cadenas
cerraste con candado

Olvidemos las cosas
que un día prometimos
limpien los caminantes
las piedras del camino

Que los vientos del sur
se lleven la inocencia
olviden la oración
 y no pidan clemencia

Las azucenas blancas
que un día me trajiste
llévalas a mi tumba
y no te pongas triste

                                                  
ADELFA MARTÍN